Así lo ha confirmado el portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, en rueda de prensa

La situación se ha descontrolado en Lanzarote y La Graciosa, llegando a alcanzar los 700 infectados por Covid19 por cada 100.000 habitantes, situación que ha motivado al Gobierno de Canarias a subir el nivel de peligrosidad hasta el Nivel 4, lo cuál conlleva duras medidas para tratar de frenar el contagio.

Estas medidas adoptadas por el Gobierno de Canarias conllevas restricciones como por ejemplo la reunión de un máximo de dos personas, mientras que el toque de queda se mantiene a las 22 horas.

Los bares y restaurantes podrán trabajar hasta las 18 horas en el local, y hasta las 22 horas en cuanto al servicio a domicilio se refiere.

Deja un comentario